Caosmos

Empecé por indagar en un espacio seguro, mis libretas de apuntes. Ahí me di cuenta de que tengo varios escritos y dibujos llenos de incongruencias donde desahogo mis temores a las expectativas e intento explicarme como funcionan ciertos procesos. Una manifestación de mi incomodidad cada que debo iniciar algo nuevo.
    «Terminar una obra es una proeza. La única mayor es empezarla» dice Andrés Neuman. Desarrollé el proyecto sabiendo de que huía, pero sin saber a donde quería llegar. Los dibujos son una bitácora abierta de navegación, sin un principio claro ni un final establecido. Sólo vemos como el proceso se divide hasta reducirse a polvo.
    Estos dibujos funcionan como una memoria, tanto de mi labor como ilustrador al traducir ideas en imágenes, y también de mi lucha contra el auto sabotaje. El resultado es una reunión de parábolas y aforismos visuales, un acercamiento al abismo que me provoca un sentimiento tragicómico, pero que busca compartir errores y aciertos con otros y que no requiere palmaditas compasivas en la espalda.

-

Publicación compuesta por una recopilación de varias notas y bocetos que surgieron durante el proceso de la realización de mi primera exposición individual del mismo nombre.